Bogotá. El Ejército de Colombia tomó este miércoles el control sobre la zona del sur de Colombia en la que un bloque de las FARC ha incrementado su accionar terrorista y en donde ocasionó un gran derrame de petróleo en los últimos días.

Las FARC retuvieron 23 tractomulas y obligaron a sus operarios a derramar por lo menos 5 mil barriles de petróleo que transportaban a unos kilómetros del municipio de Puerto Asís, en el departamento de Putumayo, en donde operan varias empresas petrolíferas del país andino.

Durante los últimos días las comunidades del entorno han manifestado un recrudecimiento en la presencia de miembros de las FARC y varias acciones terroristas como la voladura de puentes y del bloqueo de carreteras.

De acuerdo al comandante del Ejército Nacional de Colombia, General Luis Alfonso Asprilla, los atentados perpetrados en este departamento corresponden al Bloque Sur del grupo rebelde, que ha reconocido públicamente su accionar en contra de la extracción de petróleo en la región.

"El coordinador del Bloque Sur es el terrorista Joaquín Gómez y aquí, particularmente en el Putumayo delinquen los frentes 32, 48 y 49. Los frentes 32 y 38 son los que han llevado a cabo los atentados", dijo.

En los últimos operativos adelantados por el Ejército en la región se incautaron videos de las FARC en donde miembros de esta guerrilla llegan de atacar el oleoducto trasandino.

"De igual manera debemos resaltar que frente al año anterior se han reducido en 40% los atentados terroristas. El año pasado se presentaron 101 atentados, en este año llevamos 29 atentados. Ha habido neutralización de acciones terroristas", agregó.

Desde el aire las manchas de petróleo oscurecen pedazos de la zona selvática, sin embargo el reporte de las autoridades señala que el daño ecológico y ambiental será controlado rápidamente.

También aseguran que mediante la realización de consejos de seguridad en los que participa la sociedad civil y las directivas de las petroleras, se hará frente de una manera integral de toda la problemática social del departamento del Putumayo.

"Hay algunas corrientes de aguas, caños menores, que fueron afectados, pero lo que se pensaba inicialmente de afectar ríos grandes como el Guamuez o el Putumayo, no ha habido afectación a estos ríos", explicó.

Asprilla también aseguró que durante el último año se ha reforzado la presencia de tropas en la región y de ello da cuenta el balance de incautaciones y destrucción de armamento a las tropas insurgentes.

Según el comandante gracias a estos operativos en los que participan todos los brazos de la fuerza pública colombiana que trabajan de manera conjunta, se ha logrado frustrar la realización de más de 80 atentados terroristas en los últimos meses.

También aseguró que las afectaciones al medioambiente por causa de los atentados se han reducido por la pronta respuesta de las autoridades frente a los atentados.

"La información que tenemos después de hacer un diagnóstico con los comandantes regionales es que la magnitud del año ambiental no es la que se temía inicialmente y la afectación a las principales corrientes de agua no se dieron precisamente por la misma configuración del terreno", precisó.

Durante las operaciones de control han resultado heridos 17 miembros del ejército nacional. Alrededor de 1.100 artefactos explosivos fabricados de manera artesanal pertenecientes al frente 32 de las FARC fueron ubicados y destruidos durante las últimas horas por el Ejército Nacional.