Quito. El Ejército ecuatoriano destruyó 411.000 plantas de amapola en la localidad de Shushincun, ubicada en la provincia de Chimborazo (centro).

En un operativo realizado entre el sábado 14 y lunes 16 de abril, los soldados, acompañados de efectivos de la Policía de Antinarcóticos y la Fiscalía, encontraron los cultivos entremezclados con otro tipo de sembríos.

Según las autoridades, las plantas de amapola, utilizadas como base para la elaboración de heroína, fueron sembradas de forma técnica por lo que se desvirtúa que se trate de yerba mala como aseguraron pobladores del sector.

En marzo fueron incineradas unas 120.000 amapolas, ubicadas en la misma provincia andina. El Ministerio de Defensa informó que las plantaciones fueron encontradas en las localidades de Tixán, Alausí y Yanayacu.

Un informe de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) difundido en el 2011, revela que el Ecuador no registra mayor presencia de cultivos ilícitos.

Según el documento, en el 2010 fueron erradicadas 128 mil plantas de amapola, 13 mil más que en el 2009.

El informe insta a la cooperación internacional a retomar el apoyo al gobierno ecuatoriano, pues ese soporte puede evitar la proliferación de cultivos y actividades ilícitas, en especial en poblaciones alejadas de la urbe.