México DF. El Ejército mexicano incautó casi US$15,4 millones al cártel de Sinaloa, considerada la organización de narcotráfico más poderosa de México, en un inusual golpe financiero a esa banda criminal.

El monto de dinero en efectivo fue hallado en un vehículo el 18 de noviembre en la norteña ciudad fronteriza de Tijuana, sobre la costa Pacífico, y está vinculado al grupo que dirige el capo narco Joaquín "el Chapo" Guzmán, dijo la Secretaría de la Defensa el martes en un comunicado.

La incautación es la segunda de importancia hecha por el Ejército durante el actual mandato del presidente Felipe Calderón, que inició en diciembre del 2006. Cerca de US$26 millones fueron decomisados en septiembre del 2008 en Culiacán, capital del estado de Sinaloa y cuna del cártel.

Cerca de 45.000 personas han muerto desde que Calderón lanzó operativos frontales con militares y policías contra los cárteles de la droga en una estrategia que ha sido crecientemente cuestionada.

Una de las críticas a la estrategia es que diversos capos de varios cárteles han sido capturados o muertos, pero se ha hecho poco por dañar realmente las finanzas de estas organizaciones, cuyos ingresos están calculados entre US$18.000 millones y US$39.000 millones al año.

La otra gran incautación ocurrió en el 2007, cuando personal de la Procuraduría General de la República (fiscalía federal) encontró más de US$200 millones en una lujosa casa de la Ciudad de México.