Los principales clientes de la industria armamentista rusa fueron los países de Sudeste Asiático, Oriente Medio y América Latina. Venezuela aun sigue siendo uno de los mayores consumidores de armas rusa.

Rosoboronexport, el mayor exportador de armamento de Rusia, suministró armas por valor de US$12.900 millones en 2012, informó este miércoles Anatoli Isaykin, director del monopolio estatal.

El 37% de las ventas efectuadas en 2012 correspondieron a aviones, helicópteros y equipos aéreos, seguidas de armas para las fuerzas de tierra (27%).

Los principales clientes de la industria armamentista rusa, al igual que el 2011, fueron los países de Sudeste Asiático y de la región Asia Pacífico (43%), seguidos por Oriente Medio y el norte de África.

Según las agencias rusas, un 18% de las exportaciones fueron a parar a los países de América Latina, en particular, a Venezuela que es uno de los mayores importadores de armas rusas.

Mientras, el monto total de los contratos de venta de armas y municiones firmados por el consorcio el 2012 ascendió a US$17.600 millones, informó Isaykin, citado por la agencia oficial RIA-Nóvosti.

Alrededor de US$4.500 millones corresponden a los contratos suscritos con Irak que aún no han entrado en vigor.

El volumen de pedidos de armamento y equipos militares asciende US$37.300 millones, precisó Isaykin en rueda de prensa.

Rosoboronexport exportó armas por valor de más de US$10.700 millones en 2011.