Sao Paulo.  La evaluación positiva al gobierno de la presidenta brasileña Dilma Rousseff alcanzó un 56,6% en julio, bastante por encima del 49,2% de hace casi un año, reveló este viernes un sondeo de la Confederación Nacional del Transporte (CNT).

Un 35,5% de los encuestados le otorgó una evaluación regular, en comparación al 37,1% del estudio previo anual de agosto del 2011.

Para un 7% la gestión del gobierno de Rousseff fue negativa, contra el 9,3% que tenía esa opinión en la consulta anterior.

El estudio también apuntó a la aprobación personal a la mandataria, que subió a un 75,7% desde el 70,2% de agosto del 2011.

Para la encuesta, fueron entrevistadas 2.000 personas en 134 municipios de 20 unidades de la Federación, entre los días 18 y 22 de julio.

El margen de error es de +/- 2,2 puntos porcentuales.