El descontento se disparó a lo largo de este año, ya que en 2013 este sentimiento alcanzaba al 55%. En tanto, el 61% tiene una visión negativa del Mundial.

El sondeo también revela que una mayoría de los brasileños, el 61%, tiene una visión negativa del Mundial de Fútbol que comienza la próxima semana, al considerar que "quita dinero a los servicios públicos", frente a un 34% que lo aprueba "porque crea empleo", según una encuesta del Centro de Investigaciones Pew, con sede en Washington.

A punto de cumplirse un año de las protestas que sacaron a decenas de miles de manifestantes a las calles en todo Brasil para reclamar mejores servicios públicos y criticar el gasto en infraestructuras deportivas, la encuesta de Pew muestra que el malestar se apoderó de la opinión pública brasileña.

Junto al aumento de la insatisfacción, el porcentaje de brasileños que afirma estar conforme con el funcionamiento del país cae del 44% de 2013 al 26 este año, consignó la agencia Efe.

Un 39% de los encuestados dice que la Copa del Mundo de fútbol, que arranca el próximo 12 de este mes, dañará la imagen exterior de Brasil, mientras que 35% dice que la mejorará y un 23 cree que no tendrá impacto en ella.

Los actos de protesta que comenzaron el año pasado coincidiendo con la celebración de la Copa Confederaciones en Brasil se siguieron convocando desde entonces.

Dos tercios de los sondeados califican como "mala" la situación económica de Brasil, y el otro tercio (32%) la define como "buena", en la primera ocasión desde 2010 con un predominio de la visión negativa de la economía del país.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales de octubre, una mayoría de brasileños, el 52%, desaprueba la gestión de la presidenta, Dilma Rousseff, frente a un 48 que opina que su influencia ha sido buena para el país.

Los resultados del sondeo de Pew se derivan de las entrevistas personales realizadas entre el 10 y el 30 de abril a una muestra representativa de 1.003 adultos de todo Brasil, con un margen de error del 3,8%.