El presidente de México reconoció que el 2014 fue un año "muy difícil", de consolidación de reformas y de contrastes por la violencia que golpeó al país, y afirmó que el 2015 que comienza "no puede seguir igual".

"Terminamos en 2014 un año de contrastes. Por un lado, es el año en que México se atrevió a cambiar aprobando once reformas estructurales diseñadas para que México acelere su desarrollo" y se "pusieron en marcha grandes obras de infraestructura, se mejoraron y ampliaron los programas sociales y, algo muy importante para las familias, se crearon cientos de miles de nuevos empleos formales", dijo.

No obstante, agregó que la violencia del crimen organizado nuevamente golpeó al país, aunque evitó referirse puntualmente a la desaparición de los 43 estudiantes que conmocionó a la sociedad mexicana y a la comunidad internacional.

"Sentimos dolor, indignación y coraje, se hizo presente una legítima demanda de justicia. También se hicieron cuestionamientos y exigencias de mayor transparencia", añadió sin hacer referencia a los estudiantes, posiblemente asesinados el 26 de septiembre pasado en el sur del país. Empero, según consignó la agencia de noticias DPA, dijo que tanto lo bueno como lo negativo dejaron una lección, de que "México no puede seguir igual. El país debe seguir cambiando para bien. Por eso el 2015 demanda lo mejor de nosotros".

Al respecto Peña Nieto mencionó que el país inicia el 2015 con siete acciones en favor de la economía: bajaron las tarifas de luz, la eliminación del incremento mensual a los precios de la gasolina, el diesel y el gas LP; la eliminación del pago de larga distancia en llamadas telefónicas y el apoyo para 10 millones de familias de escasos recursos recibirán una televisión para acercar la tecnología a los hogares.

En un mensaje con motivo del Año Nuevo, dio a conocer el programa de impulso a los jóvenes emprendedores de México, la aceleración de construcción de viviendas dignas, así como el trato preferencia a las actividades agropecuarias en los estados del sur del país: Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

"México es uno solo y debe caminar como uno solo. El empleo, el desarrollo y la prosperidad tienen que llegar a todas las regiones del país", destacó Peña Nieto en su mensaje.