Tokio/Singapur. Países de todo el mundo están evaluando reforzar las medidas seguridad en teatros, estadios deportivos y centros de eventos después de un atentado suicida durante un concierto en Reino Unido la noche del lunes que causó la muerte de al menos 22 personas.

La primera ministra británica, Theresa May, convocó a una reunión de emergencia de sus jefes de inteligencia tras el peor atentado en el país desde que un grupo de musulmanes británicos mató a 52 personas en un ataque suicida contra el sistema de transporte de Londres en julio de 2005.

La UEFA indicó que "fueron implementadas una serie de medidas de seguridad adicionales" tras un atentado con un camión el mes pasado en Estocolmo. En tanto, el United canceló su conferencia de prensa previa a la final tras el atentado del lunes.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que estaba vigilando de cerca el ataque del lunes en Manchester, que se produjo justo al final de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, y agregó que reforzaría las medidas de seguridad en los eventos públicos locales.

Organizadores de acontecimientos deportivos también estaban revisando la seguridad. La UEFA, el organismo regulador del fútbol europeo, dijo que "no había datos de inteligencia específicos" que sugiriesen que la final de la Liga Europa, que disputarán el miércoles en Estocolmo el Manchester United y el Ajax de Ámsterdam, pudiera ser blanco de un ataque.

La UEFA indicó que "fueron implementadas una serie de medidas de seguridad adicionales" tras un atentado con un camión el mes pasado en Estocolmo. En tanto, el United canceló su conferencia de prensa previa a la final tras el atentado del lunes.

Por su parte, Japón dijo que comenzó a recabar información. "Hemos reforzado nuestra posición estableciendo una unidad de recopilación de información dedicada al terrorismo internacional", dijo a periodistas el jefe de Gabinete, Yoshihide Suga.

En Singapur, el organizador de los conciertos que dará la cantante Britney Spears en junio, dijo que estaba evaluando nuevas medidas de seguridad. "Definitivamente estamos estudiando de reforzar la seguridad", dijo Yogesh Mehta, representante de IME Entertainment Group.

Los encargados en Hong Kong del centro de exposiciones donde Ariana Grande tenía previsto dar un concierto en septiembre, dijeron que mejorarían la seguridad en todos sus eventos. Según notificaron en un comunicado, habrá detectores de metales y perros rastreadores, además del habitual control de bolsos.