La Policía ha detectado desde hace tiempo que las bandas que se dedican al crimen organizado utilizan menores de edad para la realización de determinadas tareas, entre ellas, las de actuar como sicarios a la hora de ejecutar ajustes de cuenta.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo hoy a Telebuendía que los narcotraficantes están enseñándoles a niños a utilizar armas de fuego.

Fuentes del Ministerio del Interior fueron más lejos y aseguraron a El Observador que ya tienen registrados asesinatos cometidos por menores enviados por los narcotraficantes. Como ejemplo pusieron el caso de un hombre que apareció muerto dentro de un auto calcinado en Canelones. Dos menores fueron detenidos como responsables por el asesinato.
El hombre vivía en realidad en el Cerro, y la Policía tiene la firme convicción de que fue asesinado en el marco de una serie de ajustes de cuenta que se han dado en ese barrio montevideano por parte de bandas de traficantes.

Las fuentes dijeron que los menores no solo son utilizados por narcotraficantes. “Hemos registrado que autos robados son llevados hasta la frontera por menores de edad porque las organizaciones delictivas saben que sobre ellos pesará una sanción mas leve”, dijo un oficial de Policía.