Managua, EFE. Los desafíos actuales de las instituciones policiales en Centroamérica son actuar como región, que las estrategias de seguridad pasen a la acción y un mayor compromiso de todos los países de la zona, afirmó este jueves la jefa de la Policía de Nicaragua, Aminta Granera.

Granera dijo durante la apertura de la 32 reunión extraordinaria de Jefes Policiales de Centroamérica, México, El Caribe y Colombia, que se celebra en Managua, que "los principales desafíos (de las instituciones policiales) son que Centroamérica actúe y trabaje como región".

También "que la estrategia de seguridad pase a la acción y sea incluyente y participativa y que los países amigos asuman su responsabilidad compartida", agregó.

A la reunión asistieron representantes policiales de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana.

"Tenemos 32 planes en conjunto, vamos a evaluarlos hoy, vamos a intercambiar información, compartir sobre peritaje técnico", explicó Granera.

El encuentro policial, que culminó esta tarde en un acto privado, contó con la presencia del zar antidrogas de Rusia, Víctor Ivanov, quien se encuentra en Nicaragua, donde mañana colocará la primera piedra de un centro de entrenamiento de lucha antidroga su país abrirá en Nicaragua.

El centro ruso de entrenamiento de lucha antidroga en Nicaragua, preparará a agentes operativos para toda la región de América Central, anunció el lunes en Moscú el Servicio Federal Antidroga (SAF) ruso.

En la actividad de hoy acudieron como invitados la presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, Alba Luz Ramos; el fiscal nicaragüense Julio Centeno; la ministra de Gobernación Ana Isabel Morales; y el presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, el salvadoreño Ricardo Acevedo.