El gobierno chileno puso este lunes límite al pedido del oficialismo legislativo de ampliar partidas presupuestarias para educación, en vísperas de que los estudiantes inicien dos días de huelga y movilizaciones.

Senadores de Renovación Nacional (RN) y de la Unión Democrática Independiente (UDI), que integran la gobernante Coalición por el Cambio, pidieron este lunes al Ejecutivo durante una reunión del Comité Político en La Moneda, realizar un "mayor esfuerzo" presupuestario para el sector educativo, que hace más de seis meses está en conflicto por el reclamo de educación gratuita y de calidad.

Los senadores Lily Pérez y Francisco Chahuán (RN) y Hernán Larraín y Gonzalo Uriarte (UDI), aseguraron al término de la reunión que recibieron "respuesta positiva" del gabinete, según informó el diario El Mercurio.

"Hemos presentado buenos argumentos en conjunto para que exista una mayor disposición para entregar más recursos y fortalecer la educación pública", señaló Pérez en referencia a reasignar partidas presupuestarias en la proyección de gastos y recursos para 2012 que está en el Congreso, de manera de garantizar educación gratuita al 60 por ciento de la población más vulnerable.

Sin embargo, el ministro vocero de la Presidencia, Andrés Chadwick, indicó luego que el Ejecutivo no puede comprometerse a lo que no tiene recursos disponibles, según reportó la agencia de noticias Prensa Latina.

"Hoy día, con responsabilidad, en la Ley de Presupuesto el gobierno compromete la gratuidad al 40 por ciento de las familias más vulnerables, que es un tremendo paso", aseveró.

No obstante, agregó que si en el futuro se cuentan con más recursos, el gobierno tiene la intención de "avanzar y profundizar en los sectores de clase media".

"Si tenemos alguna posibilidad de poder hacer esfuerzos adicionales, que no quepa la menor duda a toda la población que obviamente los haremos, pero con la responsabilidad que exige ser gobierno", recalcó.

La discusión dentro del oficialismo se plantea en momento en que los líderes universitarios realizan en Europa una gira para dar a conocer sus reclamos ante organismos multilaterales y un día antes de que todo el movimiento educativo inicie 48 horas de huelga y movilizaciones.

Las jornadas, convocadas por las agrupaciones estudiantiles universitarias y secundarias y por el Colegio de Profesores, cuenta con la adhesión de sindicatos, organizaciones sociales y el 92 por ciento de la población, según el plebiscito realizado hace una semana, en el que votaron 1,5 millones de chilenos y cuyos resultados serán presentados este martes al gobierno.

En tanto, dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que reúne a agrupaciones universitarias, y de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) se reunieron este lunes con funcionarios de Naciones Unidas en Ginebra y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) en París.

Los diritentes de la Confech Giorgio Jackson, Camila Vallejos y Francisco Figueroa, y el representantes de la Aces, Gabriel Iturra, culminarán este martes sus gestiones en Europa con una reunión con europarlamentarios en Bélgica y un encuentro público en París, organizado por la Unión Nacional de Estudiantes Franceses (Unef), informó el diario on line La Nación.

Los estudiantes recibieron este lunes el respaldo especial del músico Pedro Aznar, quien luego de dar un recital en la Universidad Federico Santa María de Valparaíso, sostuvo que pedir educación pública gratuita y de calidad es pedir "igualdad de oportunidades".

"Las políticas que inmovilizan y perpetúan los privilegios de clase se parecen más a un sistema de castas en que se nace donde se nace y allí se permanece, y si se tiene la mala fortuna de nacer desposeído, uno verá morir los dones y talentos que trajo a esta vida sin desarrollarse jamás", opinó el ex Serú Girán.

"Si me preguntan como amigo, como hermano de mi querido Chile, qué pienso o de qué lado me pongo, digo que estoy en la calle con los estudiantes y digo, en el espíritu de ese gran uruguayo, Artigas, que con libertad no ofendo ni temo, digo que mi pancarta dice igualdad", concluyó Aznar.