Más de tres mil voluntarios del movimiento juvenil de protesta #YoSoy132 han comenzado a desplegarse en todo México para ejercer como observadores durante la jornada electoral en la que se vota al presidente mexicano y distintos cargos estatales y municipales.

Según indica la agencia Europa Press, el grupo ha anunciado además la puesta en marcha de un mecanismo de sistematización de denuncias de presuntos delitos electorales.

Así, han animado a los ciudadanos a denunciar cualquier irregularidad a través de Twitter con el hashtag "#tecaché132".

"Vamos a estar recopilando la información a través del hashtag que está llegando con evidencia. Eso es fundamental, la petición que se hace es que esto sea con evidencia, no se rumorea", ha explicado Antonio Attolini, portavoz del movimiento, según informan los diarios mexicanos El Universal y La Jornada.

El grupo reclama al Instituto Federal Electoral (IFE) unas elecciones limpias, que cumpla "con sus obligaciones" y se comprometa a garantizar un proceso transparente y democrático.

Una movilización realizada anoche partió desde Tlatelolco y culminó en la emblemática plaza El Zócalo, en el centro de la capital mexicana y durante la marcha no se exhibió propaganda electoral para evitar violar el veto vigente desde el pasado miércoles, fecha del cierre de campaña.

La "marcha silenciosa" estalló de júbilo al llegar al Zócalo con gritos y consignas como "YoSoy132", "Democracia, democracia" o "El pueblo informado, jamás manipulado".

"En caso de consumarse la imposición política, será una restauración del régimen, del autoritarismo, de la corrupción, de la opacidad en la toma de decisiones y las prácticas antidemocráticas", reza el comunicado final leído tras la manifestación, en clara referencia al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su candidato, Enrique Peña Nieto.

En ese sentido, expresaron su intención de mantenerse organizados, más allá de las elecciones, como contrapeso a cualquier decisión política "que vulnere los derechos del pueblo mexicano".