Redacción internacional, EFE. Los mandatarios de los países emergentes ensalzaron este miércoles la figura política del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mientras los europeos destacaban su personalidad y lamentaban su muerte.

Los principales aliados de Chávez en el mundo glosaron sus virtudes no solo como mandatario venezolano, sino como líder global y símbolo de todo un movimiento reivindicativo frente al imperialismo.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, expresó su dolor por la muerte del que era su principal aliado en América Latina: "Hugo Chávez es el símbolo de todos los combatientes y revolucionarios de la historia gloriosa y trágica de América Latina".

China lamentó la muerte de Chavez, al que calificó como "un gran líder de Venezuela y amigo del pueblo chino".

"Durante su mandato hizo una importante contribución a las relaciones de amistad y cooperación entre China y Venezuela", dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

El primer ministro indio, Manmoham Singh, calificó a Chávez de "lider carismático" que luchó por "la justicia social".

"Venezuela ha perdido a un líder carismático e inmensamente popular", afirmó el primer ministro indio sobre Chávez, quien dejó un legado de esfuerzo (por alcanzar) la justicia social".

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, calificó a Chávez de "revolucionario" y "visionario", y rindió tributo al "compromiso" del fallecido mandatario con las "luchas sociales de los menos afortunados en Venezuela".

Además, Zuma afirmó que Chávez y a su Gobierno habían promovido en Latinoamérica "la promoción de la integración regional basada en los principios de la justicia social".

Si la reacción iraní a la muerte de Chávez fue de tremenda pérdida, el Gobierno israelí optó por el silencio: "No tenemos ninguna reacción sobre esa cuestión", señaló a Efe el portavoz de Exteriores Igal Palmor.

En enero de 2009 el gobierno de Caracas rompió relaciones diplomáticas con Israel, tras la operación israelí Plomo Fundido contra la franja de Gaza, y poco después de haber expulsado al embajador israelí de ese país en Caracas.

Israel ha acusado reiteradamente a Venezuela de tener lazos estrechos con el movimiento islamista palestino Hamás, la milicia libanesa chiíta Hizbulá e Irán.

Las reacciones en Europa fueron más analíticas y, en general, aunque destacaron la fuerte personalidad del fallecido presidente venezolano, se limitaron a lamentar su muerte.

El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó a Chávez de "extraordinario líder" y "gran amigo de Rusia", de "hombre extraordinario, fuerte, que miraba hacia el futuro y que siempre se fijó las más altas metas".

En la misma nota, Putin manifestó la necesidad de que se sigan fortaleciendo y desarrollando las relaciones entre Moscú y Caracas.

El presidente francés, el socialista François Hollande, destacó que "más allá de su temperamento y de sus orientaciones que no todos compartían, (Chávez) manifestaba una voluntad indudable de luchar por la justicia y el desarrollo".

El ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, expresó hoy las condolencias del Gobierno germano y deseó el comienzo de una nueva era en el país latinoamericano.

La breve nota oficial del ministro alemán añade que: "espero que Venezuela, tras los días de duelo, consiga iniciar una nueva era".

"Venezuela tiene un gran potencial y la democracia y la libertad son el camino correcto para realizar ese potencial", concluye el comunicado de Westerwelle

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, destacó la "huella duradera" que Chávez ha dejado en su país.

El ministro de Exteriores de Suecia, Carl Bildt, calificó a Chávez de "líder carismático y fuerte", aunque "su política condujo a su país a la marginación con graves consecuencias económicas".

El jefe de la diplomacia sueca subrayó que "Venezuela debe en la recién iniciada era post-Chavez conseguir claras y creíbles reglas democráticas".

El ministro de Exteriores de Portugal, Paulo Portas, reconoció la "indiscutible" marca que dejó Hugo Chávez, y resaltó el respeto que el mandatario tenía por la significativa comunidad lusa en Venezuela.

"El presidente Chávez marcó indiscutiblemente la historia reciente de Venezuela y de América Latina. Durante sus mandatos tuvimos pruebas de amistad con Portugal que yo quiero subrayar", dijo Portas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, lamentó el fallecimiento de Chávez, y expresó sus condolencias a su familia y a las autoridades del país