Ciudad del Vaticano, EFE. El papa Francisco recibió hoy en audiencia en el Vaticano al presidente de Ecuador, Rafael Correa, con quien se fundió en un fuerte abrazo y después hablaron a solas durante 20 minutos, en un ambiente de gran cordialidad, precisó el Vaticano.

Francisco recibió a Correa en la sala del Tronetto, anexa a la biblioteca privada del papa. "Que gusto verle otra vez, ¿Como está su madre?", fueron las primera palabras que dirigió el papa al mandatario ecuatoriano.

Correa, agradecido por las palabras del papa y el recuerdo de su madre, sonrió. El presidente ecuatoriano ya estuvo en el Vaticano el pasado 19 de marzo para asistir a la misa solemne de inicio de pontificado de Francisco, acompañado en aquella ocasión por su madre, a la que besó el papa.

Tras esos primeros momentos, Francisco y Correa pasaron a la biblioteca privada.

De nuevo, en un ambiente cordial, el papa le dijo: "Le veo fresco como una lechuga". Correa le respondió: "Paras mí es un honor estar aquí". Después se cerraron las puertas de la biblioteca y comenzó el coloquio a solas.

Concluida la audiencia, entró en la sala el séquito del presidente, formado por doce personas, entre ellas Fander Falcony, secretario de Planificación y Desarrollo; Fernando Alvarado, secretario nacional de Comunicación, y el embajador de Ecuador ante la Santa Sede, Luis Latorre.

Tras las presentaciones, Correa regaló al papa un sombreo de paja toquilla, los conocidos como "panamá", hecho en Ecuador, un cuadro con la imagen de la Virgen Dolorosa y el libro "La Estrella del camino. Apuntes para el estudio del Belén barroco de Quito", sobre la tradición del portal de belén que se hace en la capital ecuatoriana, otra de Francisco Manuel Valiñas López.

Al inicio del pontificado el papa recibió en audiencia a los embajadores acreditados ante la Santa Sede y cuando estuvo con el de Ecuador, Luis Latorre, le habló de "su" Virgen Dolorosa, muy conocida en Ecuador por haber hecho un milagro en una iglesia de los jesuitas.

El embajador Latorre "tomó nota" y hoy el presidente Correa le regaló una copia, en óleo, de la Virgen milagrosa.

Francisco le correspondió con el libro sobre el Documento de Aparecida (la reunión de la iglesia latinoamericana y del Caribe que marcó la nueva evangelización del continente), una medalla del pontificado y un rosario.

Tras la audiencia, Rafael Correa se entrevistó con el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone. Después visitó los Museos Vaticanos.

Correa llegó al Vaticano procedente de Milán (norte de Italia), donde se reunió con empresarios italianos y con la colonia ecuatoriana que vive en el norte de Italia.

Desde el Vaticano se trasladará a España, última etapa de la gira por Europa del mandatario, que también le ha llevado a Alemania.

Correa visitará Madrid y Valencia, donde se reunirá con la colonia ecuatoriana y con empresarios españoles.