Madrid. El Partido Popular instó este lunes a agilizar los largos trámites de traspaso de poderes previstos en la legislación española, un día después de lograr una victoria histórica en las elecciones generales.

El PSOE, castigado por su gestión de la profunda crisis económica, sufrió el domingo un descalabro en las elecciones perdiendo más de cuatro millones de votos y casi 60 escaños, mientras que el PP arrasó con 186 diputados, superando ampliamente los 176 que otorgan la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Comité Electoral Nacional del PP y ex ministro Agricultura, Miguel Arias Cañete, dijo que la situación económica, en un momento de gran tensión en los mercados financieros, aconsejaba acelerar plazos de transición entre los gobiernos saliente y entrante.

"Es obvio que cuando un sistema legal como el español tiene una transición de poder tan larga de un mes y en una situación económica y financiera mundial de alta inestabilidad, hay que pasar por encima de los requisitos estrictamente legales y establecer una coordinación muy profunda para las iniciativas que hay que tomar", dijo Arias Cañete en declaraciones a la Cadena Ser.

España afronta esta semana una nueva subasta de deuda pública en un clima de tensión de sus rendimientos y de su prima de riesgo.

El diferencial de la deuda española con el bund alemán se ampliaba el lunes unos 20 puntos básicos a 463 pb, mientras que la rentabilidad de la deuda a 10 años subía al 6,57%, cerca del 7% que forzó a países como Grecia y Portugal a recurrir a los rescates.

El presidente del gobierno español en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo este lunes que ofrecería la "máxima colaboración" para que el traspaso de poderes se produzca con la mayor estabilidad y calma posible, aunque recordó que los plazos están "tasados".

"El 13 de diciembre se constituyen las Cortes, es el plazo legal establecido, a partir de ahí, tiene que haber un trámite de consultas por parte del jefe del Estado para proponer el candidato a la presidencia del Gobierno, la celebración del debate de investidura, y a partir del 13 de diciembre, esos plazos los fijará, previsiblemente, como es natural, la mesa del Congreso", dijo Zapatero en su primera comparecencia tras las elecciones.

No obstante, el presidente en funciones, que no se presentó a las elecciones tras dos mandatos consecutivos, dijo que ofrecerá la máxima colaboración en esta etapa de transición.