La derecha salvadoreña,agrupada en la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), logró la mayoría en los comicios legislativos celebrados el domingo en el país, informaron las autoridades.

Cuando se lleva contabilizado más de 40% de los votos de la elección para diputados, la opositora y derechista Arena lograba introducir 33 diputados, lo que significaría la mayor bancada en el legislativo.

Con ello Arena recobraría además la presidencia del órgano legislativo y se convertiría, como hace tres años, en la primera fuerza política nacional, reseñó la agencia de noticias DPA.

Además, la alianza de derecha -que fue derrotada por el FMLN en las presidenciales de 2009- parece haber obtenido un triunfo simbólico importante al retener la alcaldía municipal de San Salvador, la capital, mediante la reelección de Norman Quijano.

Por otra parte, el FMLN alcanzaría una bancada de 31 diputados y el partido de derecha popular, Gran Alianza de Unidad Nacional (GANA), una de 11, con lo que se convertiría en la tercera fuerza local.

Estas elecciones para renovar a 84 diputados y a 262 alcaldes fueron consideradas en medios políticos como una suerte de "referéndum" para el actual gobierno que preside Mauricio Funes, quien en 2009 fue impulsado por el FMLN.

Según las últimas encuestas, la mayoría de los salvadoreños percibía que el gobierno de Funes no había cumplido con la promesa de mejorar la situación económica nacional ni detener el auge delictivo que mantiene a El Salvador como el segundo país más violento del mundo, con tasas de homicidios mayores a 70 por cada 100.000 habitantes, más altas que en Irak y Afganistán.