San Salvador, Xinhua. El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, exhortó este jueves a su homólogo hondureño, Porfirio Lobo, a crear una zona de paz y desarrollo en el Golfo de Fonseca, al margen de los conflictos territoriales.

La vecina Honduras reclama salida al océano Pacífico a través de las aguas que comparte con Nicaragua y El Salvador, en una zona marítima considerada estratégica.

Funes envió una misiva después de que la prensa hondureña difundiera unas declaraciones severas de Lobo en las que reivindicaba la soberanía compartida de las aguas.

"Estimado amigo: Me dirijo a usted con relación a declaraciones que se le adjudican, realizadas en el puerto de Amapala y en ocasión de una reunión del Consejo de Ministros hondureño", inicia la carta, confirmó la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia.

"Usted habría dicho en esa oportunidad que no existe tal voluntad, sobre todo que los amigos de El Salvador, no tienen esa voluntad. No entiendo por qué", continúa Funes.

Según los principales medios de comunicación de Honduras, el gobierno de Lobo advirtió a Nicaragua y a El Salvador de que defenderá la salida al mar incluso recurriendo a sus aviones de combate F5.

"Los F5, los aviones hondureños, son una garantía que tiene Honduras para poder ejercer ese derecho de proteger la integridad de su territorio nacional y poder ejercer soberanía también" , dijo el ministro de Defensa hondureño, Marlon Pascua, a la radio HRN en Tegucigalpa, según reproducen los diarios salvadoreños.

Asimismo, según la prensa del país centroamericano, el presidente Lobo dijo el martes durante una visita a la isla El Tigre, ubicada en el Golfo de Fonseca, que él no tiene "que levantar los F5 para que me abran paso".

Honduras denuncia que las patrullas navales de Nicaragua y El Salvador impiden faenar en la zona a los pescadores. En tanto, el mandatario salvadoreño reiteró un llamamiento a la cordura a través del pronunciamiento oficial.

"Usted sabe, querido Presidente, que El Salvador ha impulsado firmemente el abordaje de las problemáticas comunes en la zona del Golfo de Fonseca. Mi país ha intervenido activamente en reuniones trinacionales de presidentes, la última de las cuales se celebró el último 4 de diciembre de 2012 en Managua", rubrica Funes.

"Tenemos la firme convicción de que la problemática del Golfo de Fonseca se resolverá en el marco de la hermandad y de los intereses comunes de nuestros pueblos. En ese sentido, bien sabe usted que las necesidades de las comunidades de los tres países en esa zona han sido planteadas como prioridad a tomar en cuenta en nuestras decisiones", dijo el llamado del gobernante salvadoreño.

"Querido amigo: estoy en total disposición para avanzar en el cronograma de trabajo que nos hemos propuesto para hacer de la zona del Golfo de Fonseca una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad. Tengamos presente los avances alcanzados entre los tres países para abordar esta temática y los asuntos discutidos en la Reunión Trinacional de Cancilleres, realizada en mi país el pasado 2 de marzo de 2013" , expresó el mandatario.

Honduras defiende sus límites en las aguas que comparte con los dos vecinos, así como su salida al Pacífico, esgrimiendo el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que fue emitido el 11 de noviembre de 1992 en La Haya. La CIJ definió los límites terrestres y marítimos entre Honduras y El Salvador tras un centenario desacuerdo que los llevó a la guerra en 1969.

Pero Funes reiteró su "firme interés en reinstalar las seis mesas temáticas en el marco de la Declaración de Managua y mi convicción de que, por la vía del diálogo, podremos alcanzar los resultados deseados".

Sin embargo, Lobo informó de que canceló una reunión con sus homólogos de El Salvador y Nicaragua prevista para el próximo 19 en el puerto de Amapala porque considera que persiste la tensión en la zona.