En respuesta al reclamo realizado por el gobierno de Honduras por el incidente en el que perdió la vida un pescador local en aguas nacionales, El Salvador se comprometió este miércoles a investigar el hecho y deducir responsabilidades a los culpables.

El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, realizó una visita a Honduras para entregar una carta dirigida a su homóloga Mireya Agüero, mediante la cual su gobierno lamenta el ataque y anuncia una investigación al respecto.

"El hecho debe ser investigado a profundidad, deben deducirse responsabilidades y proceder legalmente con los que resulten implicados", señala la misiva. Asimismo, establece que con la capacidad legal investigativa que le concierne, la Fiscalía General de la República ha sido instruida por el presidente electo Salvador Sánchez Cerén para dilucidar lo ocurrido.

"Hemos realizado las coordinaciones necesarias para que se efectúe una exhaustiva investigación a fin de esclarecer tan lamentable hecho", detalla. La nota fue entregada por Martínez a Reinaldo Sánchez, secretario privado del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, antes de que ambos ofrecieran declaraciones a los medios de comunicación en Casa Presidencial.

"Esperamos seguir fomentando los lazos de amistad, seguir fomentando ese intercambio fluido entre Honduras y El Salvador y que ese espíritu de hermandad nos permita seguir superando cualquier desafío que se presente", dijo el diplomático salvadoreño al cerrar su comparecencia.

Por su parte, el funcionario hondureño declaró que "este es un gesto muy importante para el país, para nosotros la pérdida de un compatriota no ha sido fácil y miramos con muy buenos ojos la voluntad expresa de él como canciller designado y la carta que deja a la Cancillería".

Honduras espera que "se haga la investigación respectiva y lógicamente para que los que resulten culpables de esta investigación, también se les aplique el procedimiento legal correspondiente", expresó Sánchez.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció la semana pasada que no asistiría a la ceremonia de investidura de Salvador Sánchez Cerén en El Salvador, como una protesta ante la falta de contundencia del país vecino para investigar y castigar el ataque contra los pescadores hondureños.

En el hecho, registrado el 16 de mayo por la mañana en aguas hondureñas del Golfo de Fonseca, murió un hondureño y otro resultó con heridas serias.

Según testimonio del pescador que logró sobrevivir, la lancha "piraña" de la Fuerza Naval de El Salvador embistió la pequeña embarcación hondureña en tres ocasiones.