El fuerte terremoto grado 9 que azotó a Japón el 11 de marzo, además de haber cambiado el eje de la tierra podría haber acortado los días.

Así lo detectaron científicos de la NASA, cuyos cálculos indican que al cambiar la distribución de la masa de la Tierra, el movimiento sísmico habría causado que ésta gire un poco más rápido.

Con ello, la duración del día se podría haber acortado 1,8 microsegundos (un microsegundo es la millonésima parte de un segundo).

Para realizar esta estimación, el investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, Richard Gross, y su equipo aplicaron un complejo modelo geológico para hacer un cálculo teórico sobre cómo el terremoto de Japón,ha afectado la rotación de la Tierra, dijo El Tiempo citando a Efe.

De acuerdo a estos estudios, el terremoto -que es el quinto más fuerte de la historia registrada- podría haber cambiado el eje cerca de 17 centímetros, en dirección 133 grados longitud este.

Casi distinto es lo sucedido en el eje norte-sur, que se habría movido unos 10 metros, lo que provocaría que la tierra se tambalee diferente a medida que gira, sin provocar un cambio significativo.

El año pasado, el sismo de 8,8 que vivió Chile, también habría acortado la duración del día en cerca de 1,26 microsegundos y cambió el eje de la Tierra en unos 8 centímetros.

Antes, el terremoto 9,1 de Sumatra en 2004 habría acortado el día en 6,8 microsegundos y cambiado el eje de la Tierra cerca de 7 centímetros.