La ex lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien tiene 70 años de edad, podría obtener la prisión domiciliaria si la Procuraduría General de la República (PGR) cede a la solicitud de la defensa de la maestra.

La decisión de PGR derivará de los peritajes que sean presentados en favor Elba Esther Gordillo, aunque las acusaciones que pesan en su contra no serán modificadas, por lo que estaría vigilada por dos agentes federales.

De acuerdo con medios de circulación nacional, sería el próximo jueves 18 de junio cuando se lleve a cabo la dirigencia entre las autoridades y los abogados de Gordillo.

Elba Esther Gordillo es acusada por el delito de lavado de dinero de más de 2.000 millones de pesos además del delito de evasión fiscal por 2 millones 190.000 pesos.

La ex dirigente del SNTE fue detenida en febrero de 2013 en Toluca con una orden de aprehensión en la que se le inculpaba de delincuencia organizada así como de cometer los con recursos de procedencia ilícita.