Elba Esther Gordillo Morales, exlideresa del SNTE recluida en la Ciudad de México por defraudación fiscal y ‘lavado’ de dinero, salió del penal de Tepepan y fue trasladada a un hospital privado, para someterse a una intervención quirúrgica.

La secretaria de Gobierno del Distrito Federal, Patricia Mercado, confirmó el traslado la mañana de este miércoles, y dijo que la ex dirigente del sindicato de maestros se va a internar para que le practiquen una operación que requiere.

Dijo que, a través de un oficio dirigido la semana pasada a la Subsecretaría de Gobierno, Gordillo Morales pidió la discreción pertinente sobre el asunto.

"Seguramente estará algunas semanas hospitalizada. Nos hemos puesto de acuerdo con este hospital privado para el tipo de cuidado que vamos a tener, que sea con la mayor discreción”, dijo la funcionaria capitalina, en entrevista telefónica con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia.

“Su derecho a la salud fue garantizado, tal como ella lo pidió y en las condiciones que lo pidió”, expuso Patricia Mercado.

Sobre el estado de salud de la otrora dirigente magisterial, la secretaria de Gobierno dijo:

“Su estado de salud es muy bueno. No es una operación frente a una enfermedad grave, sino una operación necesaria que tiene que hacerse”, una operación importante que no es de rutina.

“Ella, como cualquier otro preso que tenga una enfermedad y que necesite eso, lo puede hacer de manera privada o lo puede hacer de manera pública; nosotros tenemos que garantizarlo”, aclaró la responsable de la política interna del Distrito Federal.

Habló de la seguridad que se la dará a Elba Esther Gordillo mientras se mantenga hospitalizada.

Se la dará la “seguridad de custodia permanente, afuera de su cuarto; nada ostentoso, porque no se trata de ningún tipo de peligrosidad, sino de otro tipo de persona en reclusión”.