El Cairo. El líder opositor egipcio Mohammed ElBaradei se sumó el domingo a las protestas en El Cairo y dijo a los manifestantes que el levantamiento contra el presidente Hosni Mubarak "no puede dar marcha atrás".

El Premio Nobel de la Paz y diplomático retirado dijo más temprano que había recibido el mandato de contactar al ejército y formar un nuevo gobierno.

"Me inclino ante el pueblo de Egipto con respeto. Les pido paciencia, el cambio está llegando en los próximos días", dijo ElBaradei.

"Se han recuperado sus derechos y lo que han comenzado no puede dar marcha atrás", afirmó en medio de una muchedumbre que pedía la salida de Mubarak. "Tenemos una sola demanda, el fin del régimen y el inicio de una nueva era, un nuevo Egipto", dijo.

Mubarak, aferrado al poder pese a pedidos sin precedentes de que ponga fin a su régimen de 30 años, se reunió el domingo con el ejército, el que es visto como poseedor de la llave para el futuro de Egipto.

"Mubarak tiene que irse hoy", dijo ElBaradei a CNN antes de sumarse a las protestas de unas 10.000 personas que desafiaban el toque de queda reunidos en la plaza Tahrir, un punto de manifestaciones en el centro de El Cairo.

"El pueblo quiere que el régimen caiga", gritaban manifestantes mientras ElBaradei caminaba hacia el centro de la plaza, estrechando manos con algunos de los participantes.

Los manifestantes expresaban su rabia contra la pobreza, represión, desempleo y corrupción.