Buenos Aires. Los argentinos votaban este domingo en unas inéditas elecciones primarias que revelarán si la presidenta Cristina Fernández se encamina hacia una segura reelección en los comicios de octubre o si puede surgir un líder opositor capaz de disputarle el poder.

Las primarias, para las que están inscriptos unos 29 millones de votantes, servirán para seleccionar a los postulantes que disputarán cargos electivos en octubre, ya que quedarán eliminados aquellos que no logren un piso de 1,5% de los sufragios.

Los sondeos de intención de voto señalan a Fernández como la candidata favorita para ganar los comicios y obtener su reelección, pero analistas indican que las primarias precisarán el grado de aprobación que tiene la mandataria y, también, calibrarán el apoyo que reúnen las fuerzas opositoras.

Después de Fernández, indican sondeos, los candidatos que disputan el segundo lugar son el diputado socialdemócrata Ricardo Alfonsín, de la Unión Cívica Radical (UCR), y el ex presidente Eduardo Duhalde, del peronismo disidente.

El oficialismo aspira a lograr 40% de los votos, cifra que le permitiría ganar en primera vuelta en los comicios generales si consigue una diferencia de por lo menos 10 puntos porcentuales con el candidato que quede en segundo lugar.

Por otra parte, los candidatos opositores disputan un segundo lugar que les podría permitir conformarse en la alternativa al oficialismo en las elecciones de octubre, debido a que esperan que los votos anti gobierno confluyan en el postulante que quede mejor posicionado.

Según medios locales, algunos dirigentes ya tienen pactos para unir fuerzas de acuerdo al resultado de las primarias, que son obligatorias en todo el país.

La popularidad de Fernández obedece mayormente al fuerte crecimiento económico de Argentina.

Un sondeo de la consultora Management & Fit, realizado en julio, mostró que la mandataria tiene 38,3% de intención de voto, seguida por Alfonsín con 15%.

Además de presidente y vicepresidente, este domingo se eligen los aspirantes a diputados y senadores.