En poco más de la mitad de los estados del país, los partidos que hoy ostentan las gubernaturas habrían mantenido su presencia en la integración de la nueva Cámara de Diputados, la cual entrará en funciones el próximo 1 de septiembre.

Conforme a los resultados preliminares del INE, en 18 estados el partido al que pertenece el gobernador es el que registraba una mayoría de votos de la elección para conformar la Cámara Baja.

Por ejemplo, el PRI, que tiene gobernadores en Coahuila, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas, se mantenía con la mayoría de sufragios en la elección de diputados federales.

Ello, conforme al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del INE y al contabilizarse 92.03% de las actas de la elección del domingo pasado.

El PAN ostenta actualmente las gubernaturas de Baja California, Baja California Sur y Guanajuato, y fue en estas entidades donde se alzaría como el partido con mayor número de votos en los comicios federales.

El Partido Verde, que tiene un gobernador en Chiapas (Manuel Velasco), tenía el mayor número de votos en la entidad, en cuanto a la elección de diputados federales, respecto de los partidos opositores. Es el único estado donde el Verde lograba la mayor votación de entre todos los partidos políticos.

[[wysiwyg_imageupload:5852:]]

A su vez, en Tabasco, con gobernador del PRD, en la elección de diputados federales ese partido tenía la mayoría de votos.

En contraparte, en los 13 estados los partidos del gobernador no lograron el voto mayoritario para sus compañeros de partido, que fueron candidatos a diputados federales. Por ejemplo en Morelos, que es gobernado por el PRD (a través de Graco Ramírez), la mayoría de votos para diputados federales la obtenía el PRI.

Asimismo, el PRI avanzaba en Guerrero (con gobernador del PRD); en Oaxaca y Sinaloa (administrados por coaliciones de izquierda); así como en Puebla y Sonora (donde el mandatario es del PAN).

De acuerdo con estos resultados preliminares, en la votación para diputados federales, el PAN ganaba en Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Colima (cuyos gobernadores pertenecen al PRI).

El partido de nueva creación, Morena, lograba -conforme al PREP- el mayor número de votos para diputados federales en el Distrito Federal (gobernado por el PRD), y Movimiento Ciudadano hacía lo propio en Jalisco (donde el gobernador es de extracción priísta).

En el estado de Campeche (que es gobernado por el PRI) oscilaba la votación del PREP entre PAN y PRI, por una mínima diferencia.

Conforme al PREP del INE y al contabilizarse 92.38% de las actas de la votación del domingo, las tres principales fuerzas políticas del país (PRI, PAN y PRD) se mantenían arriba de las preferencias en la elección para diputados federales.

En cuarto sitio del PREP, se colocaba Morena; seguido del Partido Verde en quinto sitio, y Movimiento Ciudadano en sexta posición. Cabe destacar que el domingo y conforme a los conteos rápidos del INE, el cuarto sitio lo obtendría el Partido Verde con mayor número de diputados federales en total.

La participación -según el PREP- rondaba 47% de la lista nominal, con 36.3 millones de votos ciudadanos.

El dato. Gustavo Madero Muñoz, líder nacional del PAN, dijo que su partido se alzará con la victoria en las elecciones para gobernador en San Luis Potosí, Sonora y Colima, una vez finalizado el cómputo de votos.

En conferencia de prensa, refirió que el PAN se dedicará a defender los triunfos de su partido, mismos que consideró determinantes, por lo que -dijo- ya envió un equipo de abogados a estas entidades.

Refirió que el PAN será en la próxima Cámara de Diputados la “principal fuerza política aglutinadora” para desbancar al PRI rumbo al 2018.