La ventaja de una izquierdista frente a una conservadora para la alcaldía de la capital de Perú se acortó el martes, según datos oficiales, lo que vuelve incierto el resultado de unas elecciones que trazarían un nuevo mapa político en el país a seis meses de las presidenciales.

Susana Villarán, quien afirma representa a una izquierda moderada y ha generado inquietud en los inversores, lideraba la contienda con el 38,46% de los votos en la mayor plaza electoral del país, según la oficina electoral, con el 73,14% de los sufragios escrutados.

A corta distancia se encontraba Lourdes Flores, considerada amiga del libre mercado en uno de los países de mayor expansión en el mundo, con un 37,65%, dijo el ente electoral.

La diferencia entre ambas es de apenas 27.500 votos.

Si bien analistas dijeron el lunes que el resultado final debería mantener la tendencia previa, las dos candidatas han ido acortando distancias con el paso de las horas.

"Alrededor de eso va a ser (el resultado), pero esto quiere decir que podría existir también la posibilidad de que gane Lourdes Flores por muy muy poco margen. Como ocurrió con Lourdes Flores y Alan García en su momento", dijo Fernando Tuesta, analista y ex jefe de la oficina electoral.

En las presidenciales de 2006, Flores aventajaba al actual mandatario García durante los primeros conteos oficiales.

Pero tras la verificación de los sufragios observados, la abogada de 50 años cayó al tercer lugar y perdió la oportunidad de definir en un balotaje la dirección del país sudamericano.

El conteo de votos avanzaba lentamente el martes y la demora en un resultado definitivo generó cuestionamientos de algunos grupos políticos.

El presidente peruano García pidió "paciencia" tras respaldar el trabajo de las autoridades electorales.

"A quien piensa haber ganado le gustaría que se proclame de inmediato, pero así es la democracia, cuando el resultado es ajustado hay que esperar", afirmó García a periodistas.

"Yo tuve que esperar en el año 2006 hasta seis o siete días pero con paciencia", agregó.

En la elección por la alcaldía limeña ha sido observado poco más del 20% del total de las actas, o cerca de 1,2 millón sufragios, según cálculos de Reuters tomando datos de la oficina electoral ONPE.

"Hay un número de actas observadas, eso podría decir cualquier cosa y entonces no vamos a tener virtual alcaldesa creo que en los próximos días", dijo Tuesta.

Al mercado le preocupa que el triunfo de Villarán en Lima lleve al resurgimiento de un candidato presidencial de izquierda que ponga en jaque los miles de millones de dólares en inversión foránea que han sido destinados al país, un importante productor de materias primas.

Sin embargo, Villarán, de 61 años, ha dicho que representa a una izquierda "moderna y liberal" promotora de la inversión privada y que nada tiene que ver con el "militarismo autoritario" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

También buscó distanciarse del líder nacionalista y militar retirado Ollanta Humala, quien en el 2006 perdió en un balotaje con García en medio de promesas de dar un giro en la política económica y fue apoyado por Chávez.

Las elecciones regionales y municipales del domingo delinearían un nuevo panorama electoral de cara a los comicios presidenciales de abril del 2011.

Ello ante el triunfo de líderes regionalistas e independientes que dieron una contundente derrota a partidos tradicionales como el oficialista APRA.