Lima. Los electores peruanos se muestran distanciados de los partidos políticos y decidirá su voto en las elecciones presidenciales de 2011 por los personajes más que por las colectividades políticas que los respaldan.

Según la última encuesta nacional preparada por Imasen para el diario La República, indica que 38,5% de los votantes dice sentirse totalmente distanciado de los partidos políticos. Sin embargo, sí tienen un favorito para los comicios.

La directora de Imasen, Giovanna Peñaflor, explicó que entre los votantes de Luis Castañeda Lossio hay 36.8% que no simpatiza con ningún partido. En el caso de los simpatizantes de Alejandro Toledo, 34,5% se dice alejado de las tiendas políticas, mientras que con Keiko Fujimori baja la cifra a 23% y con Ollanta Humala a 21.6%.

Según Peñaflor, “esto indica que el voto de Keiko y el de Ollanta tienen que ver más con el asunto de sus partidos. Del votante de Keiko, el 40% se declara simpatizante de Fuerza 2011, mientras que el votante de Ollanta, el 49.6% del Partido Nacionalista”.

Distinto es el caso de Castañeda y Toledo que si bien son candidatos “sistémicos”, son abanderados de tipo individual, cuyos partidos están muy debajo del nivel de adhesión que ellos generan por sí mismos.

El sondeo también indica que hay transferencia de electores entre Castañeda y Keiko en caso de que alguno de ellos se retire de la contienda. Además 15.9% de los votantes de Keiko podría irse a Ollanta Humala.

Tres partidos políticos mantiene porcentajes aceptables de simpatizantes: el Partido Aprista alcanza 13%, Fuerza 2011 llega a 11.7% y el Partido Nacionalista a 11.1%.

A pesar de la baja adhesión a una colectividad en específico, 49.3% de los encuestados dijo que los partidos son necesarios para el buen funcionamiento de la democracia y sólo 24.8% consideró que no lo son.