Elena Poniatowska (París, 1932), Premio Cervantes 2013, es autora de una rica obra literaria y periodística llena de humor e ironía, que ha dado voz a los que no tienen voz. Hija de un príncipe polaco y una mexicana, recibió el título de princesa de Polonia, que declinó. Se dice que su familia en Polonia la llama la "princesa roja", aludiendo a sus ideas de izquierda. Más que sus raíces aristócratas, lo que la distingue es su humanismo y su modestia. 
"Poni", como la llaman de cariño los medios en México, habló con DW desde su casa en Chimalistac, Ciudad de México, en la que abogó por la causa de los refugiados, los desplazados y los inmigrantes, la otra cara del nacionalismo que distingue a las sociedades occidentales, a la luz del voto estadounidense.
-¿Qué le parece el triunfo de Donald Trump?
-Es una sorpresa espantosa, es una decepción que ha provocado reacciones de miedo. Para mí el desenlace ha sido inesperado, yo creía que ganaría Hillary Clinton.
-¿Qué puede esperarse?
-Como México va a recibir el puñetazo tan espantoso en la cara, la bofetada de Trump, probablemente eso genere una nueva manera de ser mexicano, de hacer política. Nosotros somos un país totalmente dependiente de Estados Unidos, no sé qué nos pasaría si nos cerraran la frontera, porque exportamos, pero también importamos muchísimas mercancías de Estados Unidos. Nuestra economía está amarrada a ese país.
-Sin embargo México estuvo en el centro de la campaña electoral de Trump con insultos a los mexicanos.
-Se ha comportado como un patán, incluso con las mujeres, sus alardes sexuales han sido horribles. No sabemos qué va a suceder con todos los mexicanos que están en Estados Unidos, cómo cambiará su situación. Hay miles de jóvenes estudiando en universidades del sur de los Estados Unidos, que trabajan y estudian al mismo tiempo, que han logrado entrar a las universidades y siguen con estatus de indocumentados. ¿Qué va a pasar con todos estos muchachos? ¿Cuál va a ser su futuro?
-¿Necesitan los estadounidenses tener a un Donald Trump en el gobierno para entender que el nacionalismo no es el camino?
Lo que es muy terrible es que en esta época en la que estamos tan comunicados y que nos enteramos de lo que sucede al instante, se pueda pensar en que se puede eliminar a "otros". El nacionalismo es tremendo. La mezcla de todos es lo que conforma a una sociedad. Estados Unidos se decía que era un "melting pot", una licuadora en la que todos cabían. Que hayan elegido a un magnate como Trump, un personaje grosero incluso con las mujeres, que utiliza un vocabulario nada edificante, no augura nada bueno.
-¿Será un cambio de paradigma en las relaciones entre México y Estados Unidos?
-La llegada de Trump está también marcada por su estrecha relación con la Rusia de Vladimir Putin. Me gustaría saber que hubiera opinado John F. Kennedy sobre este desenlace electoral. Es un panorama totalmente opuesto al que imperaba en su época. Ahora estamos ante el acercamiento de estas dos grandes potencias, de la mano de dos hombres muy poderosos.
-La decisión del "brexit" en el Reino Unido y ahora esta inesperada victoria de Trump. ¿Estamos ante una ola nacionalista en las sociedades occidentales ricas?
-Se están cerrando y se están entronizando en torno a sus propios intreses que no tienen nada que ver con la solidaridad internacional. Para ellos que se pudran los que no tienen dinero, los únicos que se salvan son los ricos y poderosos. Todos los demás no importa que no tengan la menor oportunidad.