ÚN | AVN. El canciller venezolano, Elías Jaua, expuso ante el consejo de derechos humanos del Organismo de las Naciones Unidas, el supuesto "plan golpista que ejecutan sectores de la extrema derecha venezolana en contra del Gobierno democrático de la revolución bolivariana" y destacó que en Venezuela "no aceptamos evaluaciones ni presiones, ni sentencias unilaterales de países injerencistas".

Asimismo, el canciller denunció "una campaña de falsedad" en contra de Venezuela que busca propiciar la intervención de otros países en asuntos internos de la nación.

En ese sentido, destacó que medios internacionales amplifican las noticias que se generan en Venezuela para generar una guerra mediática en contra de la nación, y de esa forma, difundir una falsa campaña de violación a los Derechos Humanos en Venezuela.

Destacó que el Gobierno venezolano ha aceptado y aplicado todas las sugerencias de la ONU en materia de derechos humanos y aseguró que continuarán cumpliendo las obligaciones adquiridas en esa materia.

Explicó que los funcionarios policiales de la nación "no han hecho uso desproporcional de la fuerza". Los cuerpos de seguridad por vías pacíficas han tratado de restablecer el orden público y en ese esfuerzo, 51 funcionarios han resultado heridos, dijo.

La Constitución venezolana establece el derecho a la protesta pacífica, indicó, pero "las protestas realizadas por la extrema derecha venezolana se han centrado en la violencia". Grupos han trancado las vías públicas, coartando el derecho al libre tránsito y obstaculizando el traslado de los enfermos y de producción alimenticia.

"La comunidad internacional debe saber que esta agresión es de naturaleza política, ideológica y contra un Gobierno constitucionalmente establecido", expresó, al tiempo que destacó que esta agresión no tiene su origen en un malestar social y está impulsada por dirigentes de extrema derecha que han atentado contra la democracia en 2002 y 2013.

Recordó que Venezuela, como toda sociedad, tiene problemas y desafíos como la seguridad ciudadana y el desarrollo económico.

"Estamos seguros que los valores de la paz se impondrán sobre la violencia, la fraternidad sobre el odio, la verdad sobre la mentira", concluyó.