Buenos Aires. La política opositora Elisa Carrió afirmó tras el fallo de la Corte Internacional de La Haya sobre el caso Botnia, que “la derrota de la Argentina es enorme y debe quedar como aprendizaje; fue la Argentina la que llevó al tema a La Haya y el fallo debe ser acatad”.

 Ello porque si bien el tribunal internación dijo que Uruguay violó un tratado vigente, decidió que la pastera instalada en el frontera entre Uruguay y Argentina que causó la disputa entre ambos países, no debe ser desmantelada.

La líder de la Coalición Cívica, afirmó que "el texto de la sentencia es muy duro, dice que la Argentina no logró probar la contaminación".

Según Carrió, “el gobierno argentino fue negligente cuando Uruguay violó el tratado del Río Uruguay", informó Clarín.

Y enfatizó que "necesitamos restablecer los puentes entre los pueblos como primer paso para dejar atrás el conflicto".