La guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunció este lunes que se unió con la guerrilla de las FARC para detener en Colombia el desarrollo de mega proyectos de explotación minera, represas para hidroeléctricas y agro combustibles, entre otros.

El anuncio fue hecho a través de la página del ELN (www.eln-voces.com), en donde el grupo subversivo argumentó que este tipo de proyectos empobrece a los colombianos y destruye el medio ambiente.

Asimismo, la guerrilla indicó que el compromiso se firmó a inicios de febrero entre el frente Darío Ramírez Castro del ELN y los frentes 5, 18 y 36 de las FARC, ubicados en el norte del Departamento de Antioquia, donde se levanta la hidroeléctrica Pescadero-Ituango, que sería la más grande del país.

Por otro lado, el documento difundido por Internet hace referencia al inicio de operaciones conjuntas en la región, donde además se mantiene bloqueada la vía Medellín-Ituango con vehículos cargados de explosivos.

"Dentro del plan de unidad de acción acordado, unidades del frente Capitán Mauricio del ELN en conjunto con guerrilleros de las FARC, en el municipio de Amalfi, el martes 12 de febrero atacaron una posición de la brigada móvil 25, perteneciente a la Fuerza de Tarea Nudo de Paramillo", señala.

Las autoridades anunciaron que ya se encuentran en la zona tratando de desactivar las cargas explosivas e identificando posibles nuevos ataques de los grupos subversivos.

Entre tanto, el presidente de la estatal petrolera Ecopetrol, Javier Gutiérrez, denunció que entre enero y febrero se han registrado al menos 31 ataques terroristas en oleoductos como el de Caño Limón Coveñas, Trasandino y San Miguel Orito.