Caracas. El embajador saliente de Estados Unidos en Venezuela, Patrick Duddy, descartó que el gobierno de su país esté interviniendo en la nación sudamericana y aseguró que “respetamos la soberanía e independencia de Venezuela".

Asimismo aseguró que el gobierno de Barack Obama espera mejorar las relaciones bilaterales, señaló El Universal.

Duddy lamentó el descenso de turistas estadounidenses que llegan a Venezuela, mientras que “cada vez más venezolanos vienen a pedir su visa para hacer turismo y enviar a sus hijos a estudiar a Estados Unidos", dijo.

Al diplomático le inquieta que los lazos comerciales entre Venezuela y Estados Unidos sigan debilitándose. "Es difícil entender cómo el pueblo de Venezuela y de la región se beneficie de una política que limita explícitamente las relaciones con Estados Unidos", dijo.

A juicio de Duddy es "muy difícil" que el pueblo venezolano vea a Estados Unidos como "enemigo", a pesar del discurso antinorteamericano del presidente Hugo Chávez.

El diplomático señaló que “hemos expresado nuestro interés en mejorar las relaciones con el gobierno de Venezuela”. Consideró que el 4 y 5 de julio, cuando ambas naciones celebrarán su independencia, pueden ser fechas que pueden ser aprovechadas “para darle a nuestras relaciones un nuevo rumbo".

Barack Obama propuso como sucesor de Duddy al experimentado diplomático Larry Palmer, quien ha trabajado en Honduras, Sierra Leona y Corea del Sur.

El nombre debe ser ratificado por el Senado.