El embajador francés, Jean-Christophe Potton reconoció en declaraciones a radio El Espectador que “Uruguay tiene una política muy activa en este ámbito (paraíso fiscal) y ha tenido muchos progresos”. Desde su punto de vista personal, agregó que él ha “trabajado mucho (al respecto) con el canciller (Luis Almagro) y el ministro de Economía (Fernando Lorenzo)”.

El diplomático agregó que la actual situación que enfrenta Uruguay le recuerda la que vivió en 2009, cuando se lo incluyó en la lista negra de paraísos fiscales de la OCDE, de la que luego salió, gracias al trabajo del gobierno. En este sentido, opinó que “Uruguay va a salir muy rápido de la lista gris” y agregó que “le va a ser más fácil salir (de esta lista) a Uruguay, que a otros países”.

En referencia a lo que minutos antes, había declarado a El Espectador, el subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores, Roberto Conde, quien señaló que Uruguay y Francia “están frente a un incidente diplomático serio”, Potton manifestó que desde el gobierno francés se está “escuchando y tratando de explicar la posición francesa para dar la mejor respuesta posible”.

El representante agregó que “lo que hizo el presidente Sarkozy no fue en nombre de Francia, fue en nombre de la OCDE”. Más allá de esto, manifestó desconocer si Francia iba a sacar una declaración al respecto.

Adelantó que en la reunión que mantuvo este lunes con el canciller Luis Almagro, se acordó “seguir en contacto” y él personalmente se puso “a las órdenes” del secretario de Estado. No obstante, subrayó que “el llamado en consulta del embajador uruguayo en Francia es una señal muy fuerte”.

Potton intentó bajar los decibeles de la discusión y señaló que las palabras de Sarkozy no intentaron ser una “amenaza” contra Uruguay, sino una lectura de la lista de la OCDE. “Al contrario, con Uruguay tenemos relaciones normales, cerramos el año pasado un tratado de informaciones fiscales”.

Frente a esto, el diplomático volvió a insistir en que ni Francia, Argentina, Brasil o Alemania tienen “responsabilidad” en el hecho de que Uruguay esté en la lista gris de la OCDE. “La responsabilidad es de los especialistas de la OCDE”, señaló.

Consultado sobre la posibilidad de que Argentina o Brasil hayan interferido para que Sarkozy apuntara contra Uruguay, el embajador manifestó: “Yo no puedo tener idea. Argentina y Brasil, como miembros de la G20, participan de la política contra la evasión fiscal”.

“Hay que recordar que lo importante que es luchar contra el paraíso fiscal en el mundo. Es un problema de justicia social y esa lucha ha de ser tomada con fuerza”, señaló el diplomático.

Sin embargo, el embajador instó a remitirse al comunicado final de la G20, más que a los dichos de Sarkozy, dado que el documento “fue aprobado por los 20 países miembros del grupo y la lengua escrita, no es lo mismo que la lengua que se habla”. Allí señaló no se habla de países concretos, sino de jurisdicciones.