Optimista se mostró el embajador de Israel en Lima, Yoav Bar-On, sobre el cierre de la compra de misiles de su país por parte de Perú. Esto, pese al percance vivido recientemente en el país incaico durante una prueba de lanzamiento del misil israelita Spike, que cayó a menos de 100 metros de un grupo de autoridades peruanas, aunque sin activarse.

Bar - On indicó que la falla deberá analizarse, tras lo cual tomarán algunas medidas necesarias para evitar estos problemas, informe que, sostuvo, será trasladado a las autoridades competentes.

“Según lo que tengo entendido se trata nada más que un error técnico. Lamentamos todo lo que pasó, pero esto puede ocurrir. Pienso que no (afectará), porque, además, tanto el ministro de Defensa como el comandante de las Fuerzas Armadas, han dicho que esto no afectará la compra”, según recoge andina.com.

De otro lado, Bar-On manifestó que las relaciones entre el Perú e Israel “son excelentes” debido al gran abanico de actividades de colaboración entre ambas naciones, tanto en el área económica como de la cooperación internacional.

“Tenemos inversiones israelíes en el Perú, en el momento actual, de más de US$700 millones, esperamos que para el 2012 podamos duplicar este monto. (…) Hay buenas perspectivas en ese sentido”, aseguró.

En tanto, Perú descartó compra de tanques a China, de acuerdo a su ministro de defensa, para destinar fondos a helicópteros, aviones y hospitales de campaña, equipamiento necesario según la autoridad para "afrontar la lucha interna".