El gobierno firmó el decreto que obliga a los funcionarios públicos a trabajar un mínimo de seis horas diarias y hará cumplir a todos sus contratos. Ante esto los estatales amenazan con ola de juicios contra el Poder Ejecutivo.

Por ese motivo los funcionarios agremiados en COFE resolvieron convocar a una asamblea con carácter grave y urgente para este jueves, a fin de que los funcionarios que resuelvan iniciar demandas por las modificaciones horarias tengan tiempo suficiente para hacerlo.

Con la aprobación del decreto, muchos funcionarios deberán aumentar su carga horaria sin recibir incrementos salariales.

Esto es visto como algo negativo por los estatales que aseguran que en gobiernos anteriores lograron acuerdos por los cuales obtuvieron reducciones horarias.

Además de los juicios, el gremio maneja la posibilidad de realizar paros, ocupaciones y movilizaciones contra el gobierno en todo el país.