Pasar al contenido principal
Empresario vinculado a caso Petrobras dice que teme por su vida
Martes, Septiembre 13, 2016 - 09:54

Al ser interpelado por la Fiscalía sobre el papel en la trama del empresario Ronan María Pinto, Valerio se negó a contestar y dijo que "lo que yo sé es muy grave y usted no va a poder garantizar mi vida", según publicó la estatal Agencia Brasil.

Río de Janeiro. El publicista Marco Valerio Fernandes, uno de los acusados en el gigantesco caso de corrupción de la petrolera estatal brasileña Petrobras, aseguró este lunes ante la Justicia que teme por su vida al conocer detalles "muy graves" sobre la trama, que ha sacudido la política y la sociedad brasileña.

Al ser interpelado por la Fiscalía sobre el papel en la trama del empresario Ronan María Pinto, Valerio se negó a contestar y dijo que "lo que yo sé es muy grave y usted no va a poder garantizar mi vida", según publicó la estatal Agencia Brasil.

La Fiscalía trata de esclarecer los motivos que llevaron a Pinto, dedicado hasta hace algo más de diez años al ramo del transporte, a cobrar la mitad de un crédito de 12 millones de reales (US$3,7 millones) obtenido en 2004 por el hacendado José Carlos Bumlai, íntimo amigo del entonces presidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva.

Bumlai es uno de los investigados dentro del caso Petrobras y obtuvo ese crédito con el Banco Schahin, pero se sospecha que utilizó una mitad para pagar deudas de la campaña del Partido de los Trabajadores (PT), mientras entregó la otra a Pinto.

Según explicó Valerio, en 2004, el entonces secretario general del PT, Silvio Pereira, le pidió que pagara a Pinto 6 millones de reales (unos US$1,85 millones), aunque no quiso aceptar participar en la transacción al considerar que existían circunstancias "graves" en relación con ella.

Durante años se ha sospechado que Pinto guarda información sobre el secuestro y asesinato del alcalde de Santo André, Celso Daniel (PT), en 2002, que nunca se esclareció, y que incluso podría haber chantajeado a altos cargos de la formación.

Autores

Xinhua