"Yo creo que es importante empezar por una reflexión. Haciendo memoria de las crisis recurrentes que el presidente Chávez le ha planteado a Colombia siempre son la reacción a un reclamo que en una instancia internacional multilateral o bilateral, Colombia le ha hecho a Venezuela para lograr su cooperación en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y esta no es una excepción", dijo el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Luis Carlos Villegas.

El dirigente gremial reconoció que la de Venezuela de romper relaciones "es una actitud que no es nueva y que para mí sigue siendo incomprensible".

Considera que "los Estados están obligados a cooperar en ciertas materias que atañen a su seguridad, especialmente en materia de narcotráfico y lucha contra el terrorismo".

"A mí me parece muy triste que la reacción venezolana sea por fuera de esas instancias, me parece que el gobierno del presidente Uribe, hasta el 7 de agosto, tendrá todo el apoyo del sector privado en las acciones que ha querido adelantar ante la Organización de Estados Americanos, y el nuevo gobierno del presidente Santos también tendrá todo nuestro apoyo si considera que hay que darle nuevas orientaciones a esa relación con Venezuela", dice el comunicado de prensa de la ANDI.

"La agenda bilateral está en todo caso atravesada por la necesidad de la cooperación entre los dos estados con una visión de largo plazo sobre los temas que son de su interés, porque cómo no va a ser de su interés la lucha contra el crimen organizado", considera el presidente del gremio de los industriales.