Ciudad de Guatemala. Según el Consejo Nacional del Migrante (Conamigua) el año pasado fueron deportados 313 menores de edad, mientras que el año 2012 se registraron 586 deportaciones de niños y adolescentes.

La disminución de 273 casos representa un 49% menos.

Alejandra Gordillo de Conamigua señala que los menores viajan con la esperanza de reencontrarse con sus padres, quienes están indocumentados en Estados Unidos o México, pagando poco más de US$5.000 a un “coyote” para llevarlos con su familia.

Los menores deportados provienen de Quetzaltenango, San Marcos, Quiché, Sololá y Totonicapán.