Brasilia. El gobierno del presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, creó 64.000 cargos públicos desde 2003 y otros 46.000 concursos serán realizados este año, en el marco de una "política estratégica" de reforzar el aparato estatal y mejorar los salarios de empleados, explicaron las autoridades.

La presidencia de la República, 37 ministerios y otros órganos públicos ligados al poder federal, cuentan con 549.000 empleados, que reciben aumentos superiores a la inflación y se jubilan con 100% de su salario, publicó hoy el diario Estado de Sao Paulo.

Eso significa 64.000 puestos estatales más que a fines de 2002, poco antes de que el presidente Lula da Silva asumió su primer mandato, informó El Mundo de Venezuela.

Educación fue el área que tuvo el mayor aumento de funcionarios con 30.000 empleados nuevos.