La Habana. El crucero estadounidense "Adonia" de la compañía Fathom llegó este lunes a la terminal habanera Sierra Maestra, en lo que es el primer viaje de este tipo que se realiza entre ambos países en más de 50 años.

El buque de Fathom, filial de Carnival Corporation, la mayor compañía de cruceros del mundo, reabre con su llegada la ruta marítima entre Estados Unidos y la nación antillana.

Tendrá entradas por La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba, en un itinerario que se repetirá cada dos semanas.

La nave, con capacidad para 710 pasajeros y 381 tripulantes, partió la víspera poco después de las 16:00 horas desde Miami y hará una parada de dos días en la capital cubana.

Luego continuará su viaje hacia los puertos cienfueguero y santiaguero, y regresará al sur de la Florida el 8 de mayo, según el programa que publicó Fathom en su portal electrónico.

Durante su estancia en La Habana, los viajeros podrán realizar actividades culturales, y de camino a Cienfuegos experimentarán la "inmersión cultural" en las aguas del Caribe.

La excursión no contará con visitas a playas cubanas debido a que las actividades de ocio no se encuentran entre las 12 categorías autorizadas por Washington para los ciudadanos estadounidenses que viajan a la mayor de las Antillas.

El gobierno de Estados Unidos permite actividades religiosas, familiares, periodísticas y culturales, pero en ningún caso turísticas.

Esta área sigue vetada por la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones, aprobada por el Congreso estadounidense en 2000.

El vocero de Carnaval, Roger Frizzell, señaló que el viaje es la experiencia de un crucero tradicional, donde se irá a "ver los paisajes y visitar a la gente".

En Cuba, sin embargo, no podrán realizar actividades turísticas por las limitaciones del bloqueo.

[[wysiwyg_imageupload:6849:]]

Los viajeros podrán disfrutar a bordo de películas y música cubanas, así como comida típica de la isla.

Visitarán las tres ciudades cubanas al amparo de los acuerdos suscritos el pasado 21 de marzo entre la compañía Carnival y la agencia de viajes cubana Havanatur Relimar.

El crucero añade una ruta marítima a las relaciones entre dos países que estuvieron enemistados por más de medio siglo, de manera que en este primer viaje participan varios cubanoamericanos.

En caso de no existir el bloqueo, en Cuba pueden atracar los 140 cruceros que operan semanalmente en el área del Caribe y cuyo mercado principal es Estados Unidos.