Tegucigalpa. Marlon Escoto, ministro de Educación de Honduras, sostuvo este sábado en el acto oficial de inauguración del año escolar en el país que "en 2014, Honduras impulsará la inclusión educativa capacitando a docentes, proveyendo logística y formando a los padres de familia de cómo los niños que antes no podían ingresar o iban a escuelas especiales hoy podrán ingresar con el resto de niños".

El funcionario encabezó la importante fecha nacional en la Escuela Francisco Morazán del municipio de Sabanagrande, al sur de Tegucigalpa, al que asistieron docentes, escolares y padres de familia.

Escoto enfatizó que estos niños, en muchas ocasiones, no logran ingresar a los centros educativos ordinarios porque faltan estructuras educativas para atender a las necesidades de los alumnos.

En Honduras, con 3,5 millones de niñas y niños, hay unos 50.000 alumnos que padecen algún tipo de discapacidad, manifestó el funcionario, quien el miércoles pasado fue ratificado en el cargo por el presidente Juan Orlando Hernández.

El sistema de educación básica en Honduras cuenta con 2 millones de alumnos, entre los que se incluyen 1,5 millones de niños de primaria, 200.000 de preparatoria y 300.000 de secundaria, según cifras del ministerio de Educación.

Muchos de los colegios privados comenzarán esta semana sus años lectivos, mientras que otros todavía están en período de matricula y lo harán, a más tardar, la próxima semana.

En 2012, el año escolar en Honduras estuvo marcado por el cumplimiento de los, al menos, 200 días de clases que dicta la ley, después de muchos años sin que se siguiera esta norma por protestas de maestros del sector exigiendo el pago de salarios atrasados y otras conquistas sociales.