Documentos diplomáticos secretos de Estados Unidos, divulgados este domingo por el sitio Wkikileaks, reveló que las autoridades brasileñas detuvieron a “varios induviduos envueltos en supuestas actividades para el financiamiento de terrismo”, pero basaron su detención en acusaciones diferentes para no llamar la atención de los medios de comunicación y de los altos niveles de gobienro.

Según consigna Estadao, las informaciones están contenidas en un informe enviado por el entonces embajador de la misión americana en Brasil, Clifford Sobel, a las autoridades americanas el 8 de enero de 2008, referente a la política brasileña en relación a los combates del terrorismo.

El embajador afirma que el gobierno de Brasil es un socio que coopera contra las actividades antiterroristas, a pesar de que no le gusta que este asunto se vuelva público.

Además, dijo, este tema está siendo manejado con cuidado en el país por el miedo de estigmatizar a la comunidad musulmana de Brasil o de perjudicar la imagen de otro destino turístico.

Los datos revelados detallan que , en general, los sospechosos son acusados por varias cosas, no relacionadas con terrorismo. El documento cita específicamente a la Policía Federal, afirmando que durante 2007 detuvo a varios sospechosos de financiar el terrorismo, pero fueron acusados por vínculos con el narcotráfico, entre otros.

El documento también afirma que la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) “monitorea las activiades de esos supuestos extremistas”.