Durante septiembre se desmovilizaron individualmente 220 guerrilleros, según reporte del Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado (Pahd).

El informe revela que 178 personas pertenecían a las Farc, 41 al Eln y una a un grupo guerrillero disidente. En este grupo figuran 28 menores de edad y 64 mujeres.

Estas personas decidieron abandonar las armas ante las siguientes autoridades: 200 ante unidades de las Fuerzas Militares y de Policía, 13 se entregaron al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y siete ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

En este mes, Cundinamarca fue el departamento en el que mayor número de deserciones se registraron, con 36 casos; le siguen Antioquia con 31, Meta con 23, Caquetá con 17 y Nariño con 16.

En lo corrido del presente año se han desmovilizado un total de 1.924 guerrilleros.