Los largos viajes por el mundo, muchos de ellos de placer, se destacan entre las actividades de los tres últimos años, de Fernando Lugo, el ex obispo de la Iglesia Católica elegido presidente el 20 de abril de 2008.

En 36 meses, hubo semanas en que el Jefe de Estado bajaba de un avión para subir a otro, y continuar su periplo por el mundo.

Visitó varios países de Asia, fue al Golfo Pérsico, y recorrió casi toda América Latina.

La única invitación oficial que rechazó hasta ahora fue la que le hizo el ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe, país que no se alineó al cuestionado presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con quien claramente simpatiza el presidente Lugo.

Sin embargo, desembarcó en tres oportunidades en Ecuador, país gobernado por su amigo Rafael Correa. Precisamente en su último viaje fue a este país. Según fuentes oficiales, el mandatario fue a firmar algunos acuerdos; sin embargo, fuentes no confirmadas dan cuenta que Lugo acudió a un evento social- familiar del presidente Correa, quien inclusive le envió a Lugo un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana para su traslado.

El embajador de Ecuador en Paraguay, Julio Prado, durante una visita al Palacio de López, al ser consultado sobre el motivo del viaje de Lugo a su país, dijo que tenía previsto analizar con Correa “el tiroteo en una escuela de Río de Janeiro (Brasil) y el conflicto en Libia”, entre otros temas.

El presidente Lugo, en total, realizó 63 viajes. Esto sin contar los efectuados a São Paulo, Brasil, para tratarse del cáncer linfático que le fue diagnosticado a principios de agosto del 2010.

Su enfermedad tampoco fue obstáculo para realizar el viajar. Entre los meses de agosto y diciembre de 2010, alternó sus idas a São Paulo, con viajes a Chile, Argentina, Guyana y Brasil.

En febrero de este año, presentó una excusa bastante difícil de creer para viajar a Cuba. Dijo que le diagnosticaron una tendinitis, y que debía ser tratado en un hospital del mencionado país caribeño. El paseo aprovechó para conseguir una foto con el dictador Fidel Castro. Luego pasó a Haití, donde militares paraguayos realizaban tareas humanitarias.

Para este 20 de mayo, el presidente Lugo ya tiene agendada otra larga gira. Esta vez, por Europa. Irá a Alemania, Francia y Bélgica.