El periodista hondureño Alfredo Villatoro, de la cadena radial "HRN", fue encontrado muerto anoche en Tegucigalpa a una semana de haber sido secuestrado.

Alrededor de las 18.30 de este martes una llamada alertó a la policía del hallazgo de un cadáver en los alrededores de Cruz Roja, en el sector de Las Uvas. "Lo reconocimos. Se trata de Alfredo Villatoro", informó Héctor Iván Mejía, portavoz de la Policía Nacional.

El cuerpo sin vida fue localizado con un tiro en la cabeza, apenas seis horas después de que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, aseguró que tenían "prueba de vida" del periodista secuestrado, haciendo referencia a un video, según despachos de Europa Press y DPA.

Pero sus captores lo ejecutaron después de las declaraciones del mandatario, ya que cuando su cuerpo fue encontrado había evidencias de que hacía poco que lo habían asesinado.

Previamente los secuestradores le colocaron un uniforme que utilizan los miembros del cuerpo de élite policial "Los Cobras" con un pañuelo cubriendo su rostro.

Alfredo Villatoro, coordinador de los informativos de la emisora HRN, fue secuestrado el pasado 9 de mayo en Tegucigalpa, cuando se dirigía a la sede de la emisora HRN y seis hombres fuertemente armados que iban a bordo de una camioneta lo obligaron a bajarse del coche en el que viajaba, que después apareció en la colonia Tres Caminos.

Mejía, portavoz policial, aseguró que "se hizo todo lo posible por liberarlo". "Lamentamos la muerte de una gran persona y un gran amigo", declaró, señalando que hace 28 años conocía a Villatoro y que les unía una relación de amistad.

Un día antes del secuestro de Villatoro, apareció el cadáver del periodista y político Erick Alexander Martínez Avila, capturado el pasado 5 de mayo en Tegucigalpa, en la ruta que une la capital hondureña con Olancho.

De esta forma ascendería a 28 el número de periodistas asesinados en Honduras en la última década, según Reporteros Sin Fronteras (RSF).