Roma. El último escándalo que implica al primer ministro, Silvio Berlusconi, ha dañado su imagen pública, pero el apoyo para su partido ha crecido, lo que significa que probablemente ganaría en elecciones anticipadas, dijo el domingo la encuesta ISPO.

El estudio difundido por el diario Corriere della Sera, establece que aunque la mitad de los entrevistados pensaban que Berlusconi debe renunciar, el apoyo para su partido centroderechista había aumentado.

La encuesta se realizó después que fiscales de Milán alegaron que Berlusconi pagó por sexo con un número "significativo" de prostitutas, incluyendo a una bailarina de un club nocturno de 17 años.

El primer ministro de 74 años, quien ha sobrevivido a una serie de escándalos en los últimos 2 años, niega algún delito y dice que nunca ha pagado por sexo.

Con los medios italianos llenos de detalles de las fiestas que los fiscales alegan que se realizaron en casas de Berlusconi, Mannheimer dijo que el escándalo parecía dañar la imagen pública del primer ministro, pero no al atractivo electoral de su partido.

"Esta encuesta aparentemente contradictoria muestra cuán polarizados y desorientados están los italianos", dijo Renato Mannheimer de ISPO.

"Significa que aún algunos votantes centroderechistas que se han vuelto críticos sobre él debido a su último escándalo, no ven alternativa creíble en la oposición", agregó.

49% de los entrevistados dijeron que Berlusconi debe dimitir, 8 puntos porcentuales por encima de un año atrás y comparados con 45% que pensaban lo contrario.

Pero las intenciones de los votantes para su partido Pueblo de Libertad subieron al 30,2% desde un 27,6% en diciembre, afirmando su lugar como la fuerza política más grande de Italia e indicando que Berlusconi probablemente ganaría en elecciones anticipadas.

El sistema electoral de Italia da poder al mayor partido o coalición sin considerar si tiene la mayoría absoluta.