Las elecciones presidenciales del próximo año en Perú serán difíciles de predecir y las actuales encuestas necesitarán un poco de ayuda, coincidieron el miércoles encuestadores basados en sus análisis de las elecciones municipales y regionales del domingo.

Según Alfredo Torres, director de encuestas de Ipsos-Apoyo, las elecciones del domingo mostraron que el electorado es muy volátil y que puede cambiar mucho en pocas semanas, por lo que las encuestas presidenciales son de poca relevancia.

Torres también dijo que las elecciones municipales mostraron la debilidad de los partidos en Perú, ya que los votantes eligieron personalidades por sobre ideologías.

La última encuesta de Ipsos-Apoyo sobre la intención de voto presidencial mostró que la hija del hoy encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, tiene una amplia ventaja.

De acuerdo a la encuesta, Fujimori cuenta con un 24% de las intenciones de voto, frente al 19% del actual alcalde de Lima, Luis Castañeda. En tercer lugar se sitúa el ex presidente Alejandro Toledo con un 16% y luego Ollanta Humala con un 14% de las intenciones de voto.