Caracas. Enfermeros realizaron el jueves un paro por reclamosalariales que afectó la actividad en casi la mitad de los hospitales de Venezuela, en la más reciente y radical huelga de las muchas que en los últimos meses han atizado la conflictividad laboral en el país sudamericano.

Una decena de enfermeros que llevan 25 días en huelga de hambre exigiendo el pago de mejores sueldos recibieron el apoyo de sus colegas en 12 de los 24 estados de Venezuela y sólo eran atendidas emergencias y vacunas programadas.

"Si creyeron que nos iban a doblegar se equivocaron. No nos van a sacar de aquí sino muertos", dijo a Reuters Quintín Gonzales, un enfermero de 38 años, quien permanece en huelga de hambre junto a otros nueve colegas en las afueras de la embajada de Brasil en Caracas.

Los enfermeros exigen un aumento decretado por el socialista presidente Hugo Chávez en 2008, pero que hasta hoy no se hizo efectivo, además de diversas demandas laborales.

"Ya no puedo, ni se qué hacer con 1.400 bolívares de sueldo (unos US$325), esto es una burla para mi profesión", se leía en uno de los carteles que cuelgan cerca a la improvisada cama de uno de los enfermeros que el miércoles se cosió parte de la boca como medida de presión.

En 2010, Venezuela, un importante exportador mundial de petróleo, cerró con una inflación del 27,2%, la mayor del continente, lo que se ha visto reflejado en un incremento en el costo de la canasta básica de alimentos a unos 5.000 bolívares (unos US$1.160).

Para acallar algunas protestas, está previsto que el gobierno de Chávez aumente pronto entre 30-35% el salario mínimo, actualmente en 1.233 bolívares (unos US$287), una medida que apuntaría a fortalecer su apoyo popular de cara a las elecciones presidenciales del 2012.

No obstante, el alcance del salario básico es limitado y excluye las remuneraciones de profesionales y técnicos.

Una huelga de hambre cada dos días. Los conflictos no se reducen a los enfermeros. Diversos sectores de trabajadores protestan a lo largo del país reivindicando distintas causas.

El martes, dos ex trabajadores de la empresa cementera Cemex, que permanecen por más de 150 días en huelga de hambre en el estado occidental Zulia, se extrajeron sangre en reclamo por unos pagos que el gobierno contrajo al nacionalizar la firma mexicana en 2008.

Y en el estado suroriental Bolívar, donde tienen su sede las empresas básicas, cada semana hay al menos un conflicto laboral que afecta directamente la producción de diversas firmas, entre ellas Sidor, la mayor siderúrgica de la región andina y el Caribe.

Según cifras de la organización no gubernamental (ONG) local Provea, en Venezuela hay una huelga de hambre cada dos días y del total de conflictos casi la mitad son laborales.

Uno de los casos más emblemáticos es el del agricultor Franklin Brito que falleció el año pasado tras realizar varias huelgas de hambre en reclamo por sus tierras .

En el primer trimestre del 2011, diversas organizaciones reportaron más de 50 huelgas de hambre en Venezuela.

A principios de febrero una docena de estudiantes universitarios realizaron una huelga de hambre solicitando aumentos en las erogaciones presupuestarias de las casas de estudio, entre otras reivindicaciones.

Sin embargo, la protesta se esfumó días después cuando un vídeo difundido por la televisión estatal los mostró comiendo meriendas a escondidas.