Madrid. El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, planteó que uno de sus principales retos es lograr un crecimiento económico con sentido social, además, exhortó a empresarios españoles a dirigir su mirada, sus proyectos y sus inversiones hacia México, cuyas ventajas competitivas lo ubican como escenario ideal.

“Yo postulé, y hoy estoy comprometido, para que en el marco de este escenario sigamos trabajando en una economía de libre mercado, pero ahora poniendo especial énfasis en el carácter social que queremos imprimirle a la economía de nuestro país. Queremos, por supuesto, seguir alentando la economía de libre comercio, pero con sentido social”, afirmó.

Al reanudar actividades dentro de su segunda gira internacional, ahora por Europa, específicamente, en la capital española, el político mexicano sostuvo un diálogo con cerca de 43 líderes empresariales españoles, donde se pronunció por intensificar las relaciones comerciales y culturales entre ambos países.

“A reafirmar la voluntad política del gobierno que habré de encabezar para intensificar los lazos de hermandad y de relación comercial”, subrayó.

El Presidente electo firmó 44 acuerdos comerciales, su participación en la Alianza Pacífico y su privilegiada posición geográfica.

En este sentido, destacó que dentro de la Unión Europea, España es el principal socio comercial de México, con una inversión de más de US$45 mil millones.

Conforme estaba previsto, el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, recibió al Presidente electo, Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, así como a los integrantes de su comitiva en el Palacio de La Moncloa.

En el Palacio de la Zarzuela, el Rey Juan Carlos I ofreció una cena a Peña, la cual se desarrolló bajo riguroso protocolo de seguridad y diplomacia.

Peña Nieto, fue recibido por el Rey Juan Carlos I y el príncipe Felipe de Borbón, en el Palacio de la Zarzuela.

Por la noche, Peña y la primera dama llegaron a Londres.