La impopularidad de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, alcanzó un récord entre todos los mandatarios evaluados por la encuestadora Datafolha desde 1990, mostró un sondeo de la entidad publicado este jueves.

Sólo un 8% de los entrevistados estiman que el Gobierno de Rousseff es excelente o bueno, frente a un 10% en junio, mientras que un 71% cree que la administración es mala o pésima, que se compara con un 65% que opinó eso en una encuesta el mes pasado.

Un 66% de los entrevistados cree que el Congreso debería abrir un proceso de impugnación a Rousseff, pero sólo un 38% estima que debería abandonar la presidencia.

Datafolha entrevistó a 3.358 personas en 201 municipios y el sondeo, realizado el miércoles, tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales.