Des Moines, Estados Unidos. Hasta ahora, en este ciclo electoral de Estados Unidos, 11 republicanos compiten por la nominación presidencial del partido, mientras que en el bando demócrata sólo hay tres aspirantes a la candidatura.

A continuación se presenta un panorama de los contendientes clave de los partidos Republicano y Demócrata en las elecciones presidenciales de este año.

Republicanos clave:

Donald Trump En los últimos seis meses, el multimillonario neoyorquino de los bienes raíces y celebridad de televisión ha dominado el atestado grupo republicano sin aparente rival, al menos según las encuestas.

Apelando a los republicanos descontentos, Trump adopta posiciones controvertidas que pondrían fin a la campaña de otros candidatos del sistema.

Hijo de Fred Trump, un acaudulado magnate de los bienes raíces, su personalidad desparpajada y su riqueza lo han hecho uno de los personajes más conocidos del país.

Ted Cruz: Un favorito del conservador Tea Party, Cruz ganó su elección como senador de Estados Unidos en 2012. Desde su llegada a Washington D.C., Cruz ha sido un enérgico crítico tanto del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como de los líderes republicanos.

Aunque atacar a Obama por casi todos los asuntos se ha vuelto una rutina para los republicanos en los últimos siete años, Cruz destaca por sus críticas igual de severas contra los líderes republicanos por lo que describe como su disposición a comprometerse cuando hacen frente a la administración Obama.

Cruz se convirtió en un personaje político a nivel nacional en octubre de 2013, cuando su oposición a la ley de salud de Obama de 2010 condujo a un cierre parcial del gobierno.

Marco Rubio: Un cubano-estadounidense nativo de Miami, Florida, Rubio ganó su elección al Senado en 2010 y desde entonces ha sido una voz destacada de la nueva generación del partido Republicano.

Después del constante dominio de Trump, alguien ajeno a la política, y del reciente auge de Cruz, Rubio ahora es considerado un candidato viable para las élites y la dirigencia del partido.

Sin embargo, los antecedentes de Rubio sobre una iniciativa de inmigración generalizada que otorgue un estatus legal alejan a los conservadores del partido.

Jeb Bush: Antes considerado el favorito entre los republicanos, los números favorables del ex gobernador de Florida Jeb Bush entre los votantes de las primarias republicanas se ha estancado desde julio pasado a pesar de su formidable campaña y del sólido apoyo dentro de la dirigencia.

El hijo del ex presidente George H.W. Bush y hermano del ex presidente George W. Bush, también se ha vuelto un objetivo del sentimiento antipolítico en este ciclo electoral.

Ben Carson: El neurocirujano jubilado Ben Carson es el único aspirante a candidato afroamericano en ambos partidos en el ciclo electoral de este año. Carson ganó atención nacional en 2013 después de su discurso en el Desayuno Nacional de Oración, en el que habló sin rodeos sobre la atención médica.

En marcado contraste con Donald Trump, el neurocirujano obtuvo un imparable impulso en agosto pasado por el apoyo de los conservadores que lo veían como una alternativa de Trump.

Sin embargo, sus números en las encuestas se desplomaron después de los ataques terroristas de París por las dudas sobre su conocimiento de política exterior.

Demócratas clave:

Hillary Clinton: Una ex primera dama, Hillary Clinton fungió como jefa de la diplomacia de Obama de 2009 a 2013 después de perder ante Obama en 2008 en las primarias demócratas.

Antes de las elecciones de 2008, Clinton también sirvió como senadora de Nueva York y sus vínculos con Wall Street en ocasiones han dado de que hablar a los críticos.

En este ciclo electoral, ante el creciente apoyo para Bernie Sanders del partido Demócrata, Clinton busca mostrarse como una progresista que puede hacer avances y trabajar con un Congreso controlado por Republicanos.

Aunque ha mostrado su apoyo a Obama, quien todavía disfruta de gran popularidad entre los demócratas, Clinton ha asumido posiciones contrarias a las de Obama sobre comercio, el gasoducto Keystone, entre otros.

Bernie Sander: Alguna vez considerado una apuesta arriesgada, el senador de Vermont, Bernie Sanders, ahora representa una amenaza real en la carrera de Hillary Clinton para la Casa Blanca, en especial en Iowa y New Hampshire, los dos estados que realizan las primeras dos elecciones primarias.

Originario de Brooklyn, Nueva York, Sanders, fue elegido como alcalde de Burlington, Vermont, y ganó su elección al Senado en 2006. De ser elegido, sería el primer presidente judío del país.

La mayoría de su apoyo en este ciclo electoral proviene del ala liberal del partido Demócrata y sus manifestaciones pueden atraer a miles de jóvenes.

De acuerdo con la encuesta final realizada antes de los caucus de Iowa por Des Moines Register/Bloomberg Politics, ahora encabeza a Clinton en Iowa por tres puntos.